Larga noche en treinta provincias del norte de España. Las intensas nevadas han obligado a despejar calles y carreteras, con quitanieves o a palazos. La guardia civil ha establecido controles para advertir del peligro de circular por los puertos de montaña del norte del país.

El primer gran temporal del invierno ha dejado hasta medio metro de nieve en algunas localidades de Navarra, que mantiene para este miércoles la alerta roja. En la nacional 630 a la altura Golpejar en León los camiones no podían circular y los turismos solo con cadenas o neumáticos de invierno. Y los peregrinos que hacen el camino de Santiago han tenido que buscar refugio.

En San Sebastián las olas eran protagonistas. Y la situación se complicará con fuertes lluvias en el centro y norte Península y Baleares y la llegada de vientos de más de 100 kilómetros por hora.