120.00

Publicidad

Educación e innovación

Granjero digital, agricultor vía dron o diseñador de 'smarthouses', profesiones de la cuarta revolución tecnológica

Todos los estudios lo constatan, son muchos los trabajos actuales que desaparecerán a corto y medio plazo por la digitalización y robotización. Juanjo Amorín, fundador de Edix Educación, propone alternativas, un nuevo modo de abordar la formación profesional para que la robotización no suponga una amenaza.

En resumen

  • Según un informe del Foro Económico Mundial, en 2025 un total de 75 millones de empleados serán desplazados por robots, máquinas y algoritmos
  • Un 21,7 % de los trabajadores en España tiene un empleo con alto riesgo de automatización , según un informe de OCDE

La gente siempre teme al cambio. La gente temía a la electricidad cuando se inventó, ¿no? La gente temía al carbón, temía a los motores o al gas”. Se trata de una de las frases más célebres del padre de Windows, Bill Gates, uno de los grandes culpables de la revolución tecnológica.

La transformación digital es una realidad que sienta las nuevas bases de la mayoría de las industrias y del mercado laboral. Automoción, educación, logística, agricultura, alimentación o ‘retail’, son solo algunos ejemplos de los nuevos escenarios donde proliferan estas nuevas tecnologías basadas en la robótica, la automatización y la inteligencia artificial.

La robotización creará más empleos de los que destruirá

Según un informe del Foro Económico Mundial, en 2025 un total de 75 millones de empleados serán desplazados por robots, máquinas y algoritmos. Ante este alarmante dato, aparece temor y la preocupación que mencionaba Gates. Sin embargo, esta cifra se mitiga con otra: la transformación digital del trabajo podría crear 133 millones de puestos nuevos.

Juanjo Amorín, fundador de 'Edix', compañía enfocada en la formación digital de profesionales de cara a la revolución tecnológica, insiste en la importancia de ver esta transformación como un "cambio positivo". "Los procesos de robotización, automatización, las tecnologías expansivas y la inteligencia artificial, aplicadas a las cosas más comunes de nuestra vida, incluyendo nuestros oficios, van a hacer que cambie todo. Sin embargo esto no hay que verlo como como un problema, sino como una oportunidad".

El 90% de los españoles consultados piensa que los robots y la Inteligencia Artificial pueden "robar" sus puestos de trabajo a las personas. Sin embargo, algunos estudios afirman que nuestra percepción de los robots mejora con el tiempo."Los robots no nos van a sustituir, probablemente sustituirán fases del trabajo que hacemos nosotros, pero el ser humano va a ser el que entrene, modifique y adapte a las máquinas para hacer algunas tareas que hacemos ahora los humanos, pero que dejaremos de hacer", asegura Amorín.

La OCDE indica que el 21,7 % de los trabajadores en España tiene un empleo con alto riesgo de automatización y que las personas sin estudios superiores, sin un título universitario o de FP, se verán más afectadas por los cambios en el mercado laboral. Por ello, la formación orientada hacia la transformación digital en el empleo, no solo esquiva la obsolescencia humana dentro de las compañías, sino que promueve el talento digital como factor esencial que dé respuesta a las nuevas demandas y estrategias tecnológicas.

No hay formación adecuada en muchos de los oficios y profesiones que necesitan las empresas hoy

Juanjo Amorín, fundador de Edix

"Tenemos que repensar la formación profesional para darle a las pymes españolas los brazos que necesita esta economía. No hay formación adecuada en muchos de los oficios y profesiones que necesitan las empresas hoy", subraya Amorín. "Nosotros creemos en una formación con una orientación totalmente práctica. Empleamos una metodología basada en la 'formación de pirámide invertida', en la que la práctica es la primera parte de la formación, y según avanzas en el tiempo vas adquiriendo conocimientos teóricos solventes", cuenta.

La nueva educación para Juanjo Amorín pasa por aplicar un método práctico, a través de profesionales expertos, gran peso de las prácticas profesionales, un plan flexible y acceso a una cartera de tutores y coaches en los puestos del futuro en los que espera trabajar el alumno.

Empleamos el modelo de 'formación de pirámide invertida', en la que la práctica es la primera parte de la formación

Juanjo Amorín, fundador de Edix

Los estudios de ciclos superiores disfrutan de una de las tasas de empleabilidad más altas del mercado laboral español, supone un 42,4 % de las ofertas de trabajo, según un informe de Adecco Group Institute e Infoempleo publicado en 2019. Este dato significa que las ofertas de trabajo que requerían un grado de FP superaron, por primera vez, a aquellas que demandaban un título universitario (38,5 %).

Encontrar herramientas para hacer frente a la cuarta revolución tecnológica es clave. La educación entendida como una vía para convivir con la nueva realidad que nos deja la digitalización o robotización, es el camino que propone Edix, “recualificarse para hacer a los puestos de trabajo del futuro”.

Necesitamos una capa de obreros que apliquen técnicas de agricultura, pero digitalizadas

Juanjo Amorín, fundador de Edix

Ante la revolución tecnológica, múltiples compañías se adaptan a la transformación del mercado laboral. Incluso las labores más antiguas vivirán de primera mano la robotización del trabajo. 'Agricultura y Ganadería Digital’ son ya una realidad dentro del itinerario de algunos ciclos formativos como Edix. "Necesitamos una capa de obreros que apliquen técnicas de agricultura, pero digitalizadas", explica Amorín. “Por ejemplo, se necesitan agricultores que sepan volar drones, interpretar datos que pueden venir por los sensores”.

El reto es adelantarnos a las necesidades que ya conocemos o intuimos que tendrá el mercado a la vuelta de la esquina. Si esta premisa se cumple, estaríamos hablando de carreras profesionales con desempleo cero: agricultor digital, diseñador de casas inteligentes, experto en chatbots o gestor de identidades digitales. Amorín apuesta por una formación ajustada a la necesidad concreta y romper con la educación tradicional para los jóvenes que empiezan, pero también con los mayores en riesgo de descolgarse del mercado laboral y están dispuestos a reciclarse.

Otra forma de trabajar puede ser posible y también pasa por más teletrabajo, son muchos los que ven en esta flexibilidad la razón de un menor absentismo y una mayor productividad. Y es la tecnología la que permitirá trabajar a distancia en muchos ámbitos, como el seguimiento de cultivos a través de un dron, lo que se llama ya robótica agrícola.

Nuevos proyectos educativos como el planteado por Edix y el Grupo Proeduca proponen hacer frente al nuevo mercado laboral desde el reskilling, el reciclaje profesional, y el upskilling, lo que llamamos ‘capacitación adicional’ complementaria a las tareas centrales de un puesto de trabajo. La revolución profesional de Edix se propone formar expertos digitales.

Publicidad