Un vecino del municipio gallego de Brión tenía una última voluntad un tanto curiosa para el día de su funeral: que una banda de mariachis interpretara las rancheras "El rey" y "Muerte del Palomo", pero no se llegó a cumplir.

Unos años más tarde, su deseo se ha cumplido. No al pie de la letra pero sí parte de esa última voluntad que en su día no pudo suceder. El fallecido, José Luis García Díaz, no tenía hijos ni esposa, por lo que donó su herencia a una asociación benéfica. Ahora, esta organización ha querido rendirle homenaje.

Durante este miércoles, la petición del vecino del municipio gallego será llevada acabo. Su dinero cayó en manos del comedor social Cocina Económica y ésta ha traído al establecimiento a un coro de mariachis que ha cantado "Volver, volver" y "El rey".

Los hechos han ocurrido bajo la mirada del albacea que ha constatado así el cumplimiento de la voluntad del fallecido García Díaz.