Pueblos

Siurana, el pueblo de Tarragona que no quiere ser bonito

Este es el motivo por el que el alcalde de Siurana no quiere que se le reconozca como un pueblo bonito.

Pueblo bonito

Pueblo bonito Antena 3 Noticias

Publicidad

Calles de cuento empedradas, un mirador de película y un castillo medieval en lo alto del peñón. El pueblo Siurana se encuentra en Tarragona, rodeado de viñedos y pantanos. Y a pesar de su encanto, el alcalde del municipio, Salvador Salvadó, no quiere que se le reconozca como un pueblo bonito. "La respuesta va a ser que en estos momentos no. Por una sencilla razón, para no masificarlo y tampoco tenemos infraestructuras".

Este pueblo tarraconense podría estar en una de las listas de pueblos más bonitos de España. Pero esta oferta, la han rechazado. El alcalde de este pequeño territorio, no considera que sea una buena opción: "creemos que la masificación no es buena para nadie, aunque hay comercios que digan que cuanta más gente mejor, pero no todos van a estar contentos porque no tenemos las infraestructuras". Defiende su posición argumentando que estar en esta lista supondría una masificación del pueblo, algo que podría enfadar a la gente. También dice que no hay suficiente espacio y que tampoco están preparados para ello a nivel tecnológico: "no tenemos wifi, no tenemos internet arriba…. esto es de tercer mundo".

No todos están de acuerdo con esta decisión, nos lo dice el dueño de un restaurante del pueblo: "a nosotros, cuanta más propaganda y más anuncios respecto Siurana mucho mejor, cuanto más turismo mejor". Algunos creen que ser reconocido como pueblo bonito, traería visitantes, algo que parece necesario, "Si no hay turismo, el pueblo se muere" nos contaba un vecino. También comentaban que los beneficios no se los llevarían únicamente ellos, ya que los turistas que van al pueblo, visitarían más lugares. "Si lo de Siurana funciona, se reparte por todos los pueblecitos de alrededor", nos decía María una de las vecinas.

Hay otros que creen que se puede llegar a un punto intermedio, esto es lo que nos decía uno de los vecinos: "creo que todo se puede hacer, compensando unos y los otros". El alcalde no descarta que, en un futuro, esta propuesta no sea aceptada "no hemos dicho un no rotundo", pero considera que hay que cumplir con una serie de requisitos que el pueblo aun no tiene "cuando el ayuntamiento esté en condiciones se valorará".

Publicidad