Negrito, el primer gato contagiado de Covid-19 en España no murió por coronavirus

Publicidad

Coronavirus

¿Murió Negrito, el primer gato infectado de Covid-19 en España, de coronavirus?

Negrito fue el primer caso de un gato en España infectado de coronavirus. Tenía 4 años y murió poco después de que la familia con la que vivía se contagiaran del covid-19. Hoy hemos conocido su necropsia.

Conocimos a 'Negrito' en el pico de la pandemia por coronavirus. El pasado 8 de mayo, el IRTA, Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria, dio a conocer que se había detectado el primer caso de un gato infectado con coronavirus en España.

Negrito tenía cuatro años y convivía con una familia que resultó contagiada por el Covid-19, de hecho, uno de los miembros de la familia murió a causa del virus. El gato empezó a presentar dificultades para respirar y lo llevaron a al Hospital Veterinario de Badalona. Allí el quipo de veterinarios le diagnosticaron una cardiopatía grave y recomendaron sacrificarle. Como había dado positivo en coronavirus se le ha realizado una autopsia y la primera conclusión del informe preliminar es que Negrito no murió por culpa del Covid- 19.

Negrito no murió de coronavirus

Tenía una cardiomioparía hipertrófica felina. La prueba PCR dio positiva, pero el coronavirus no le causó la muerte porque se había infectado con una carga viral muy baja y residual, igual que otro gato que vivía en la misma vivienda, Whisky, y que también dio positivo aunque no tuvo ningún síntoma de la enfermedad.

La autopsia de Negrito ha servido para investigar como puede afectar el coronavirus en felinos ya que hay muy pocos casos en el mundo infectados por SARS-CoV-2.

Anticuerpos neutralizantes

Julià Blanco, investigador del IrsiCaixa explica que los resultados demuestran que : "el sistema inmunitario de los gatos para plantar cara al SARS-CoV-2 es capaz de protegerlos para que no desarrollen síntomas”. Tanto “Negrito” como “Whisky” tenían anticuerpos neutralizantes, esto quiere decir que “tienen la capacidad de unirse el virus y bloquearlo”, matiza Blanco.

Este hallazgo ha sido publicado en el revista “Proceedings of the Narional Academy of Sciences (PNAS)”. El estudio respalda la teoría de que los gatos pueden infectarse de coronavirus, aunque según parece no pueden transmitirlo a las personas.

Pueden infectarse pero no lo transmiten a las personas

En el caso de “Negrito” y “Whisky”, que no estuvieron en contacto con otros gatos, se contagiaron a través de sus dueños. Los investigadores han conseguido la secuencia genética del virus que tenía “Negrito” y el propietario que falleció. “Los virus tienen un 99,9% de similitud, esto sugiere que el gato se habría infectado a partir de los miembros de la familia”, constata el investigador del IrsiCaixa, Marc Noguera-Julián.

Actualmente, hay estudios experimentales que demuestran que los gatos, además de infectarse con SARS-CoV-2, lo pueden transmitir a otros gatos cercano. Según la investigadora del IRTA-CReSA, Julia Vergara-Alert, esta investigación confirma que "los animales de compañía juegan un papel despreciable en la epidemiología del SARS-CoV-2 y en concreto los gatos se infectan de manera muy residual y no hay ninguna evidencia de transmisión del virus a las personas".

Sólo un caso conocido de animal a humano

"Se trata de un caso de zoonosis reversa, en que los gatos son las víctimas colaterales, sin que el virus les provoque problemas de salud", según Vergara-Alert.

El único caso conocido en el mundo de transmisión de coronavirus de animal hacia humanos, es el de un granjero holandés que habría contraído el SARS-CoV-2 a través de visones.

Publicidad