114.005000

Publicidad

Coronavirus

Las joyerías de Murcia piden a sus clientes que se quiten la mascarilla y miren a la cámara antes de entrar al local

Las joyerías tienen que seguir garantizando la seguridad en sus locales, por ello han comenzado a solicitar a sus clientes que se quiten la mascarilla y enseñen su rostro a la cámara de seguridad antes de entrar.

En resumen

  • Las mascarillas cubren gran parte del rostro y es muy difícil identificar a los clientes
  • Las joyerías no quieren que la crisis del coronavirus haga descuidar la seguridad de sus locales

Las joyerías de Murcia han comenzado a solicitar a sus clientes que, antes de entrar al establecimiento, se quiten la mascarilla protectora del coronavirus y miren a la cámara de seguridad sin mascarilla, para poder captar su rostro. Para los joyeros es una medida de seguridad vital porque no pueden permitir que todo el mundo entre en sus tiendas con la cara tapada.

Las mascarillas suponen un problema de seguridad para acceder a ciertos establecimientos porque oculta buena parte de la cara. Esta es la razón por la que las joyerías de la región han colgado un cartel informativo en el que se pide que se quiten la mascarilla, miren a la cámara y luego se la coloquen otra vez.

"Si viene muy tapada no reconocemos al cliente y si lo vemos sospechoso podemos solicitar que se quite la mascarilla para poder identificarlo", explica el joyero Miguel Ángel del Campo. Este sector sufre muchos robos por eso no pueden descuidar la seguridad en sus locales.

Publicidad