Garraf ha sido la comarca más afectada por las lluvias de esta madrugada, que han hecho estragos en municipios como Vilanova i la Geltrú, donde la tormenta ha inundado calles y bajos, ha tumbado árboles y ha causado el derrumbe de una nave industrial, aunque no ha causado heridos.

Sitges y Castelldefels son otras de las localidades que también se han visto afectadas. Los servicios de Emergencias han atendido en total 460 llamadas.

Las lluvias han dejado los mayores registros en El Montmell (Barcelona), con 65,3 litros por metro cuadrado, y en Vilanova, con 56,5. Además se han registrado más de mil rayos. Por suerte, al ser de madrugada, la mayoría de los vecinos estaban en casa.

El incidente más destacable, según los Bomberos, se ha producido en el puerto de Vilanova, donde la intensidad de la lluvia ha provocado el derrumbe de una nave prefabricada. La ciudad se ha despertado con calles anegadas, bajos y aparcamientos inundados, carreteras cortadas y decenas de árboles caídos.

En el Paseo Marítimo se podía ver a primera hora de la mañana un reguero de palmeras rotas o arrancadas de cuajo, algunas de las cuales han caído sobre terrazas de bares y restaurantes, sin causar daños personales. En el puerto, la tormenta, acompañada de fuerte viento, de entre 70 y 90 kilómetros por hora, también ha tumbado una baranda metálica que ha caído sobre algunos barcos.

La policía ha tenido que cortar el acceso a algunos pasos subterráneos, que han quedado inundados, y a varias carreteras que han quedado intransitables por la caída de árboles en la calzada.

La lluvia ha obligado asimismo a Renfe a cortar durante unas horas la circulación de trenes entre Sant Vicenç de Calders y Vilanova.

En Castelldefels, donde también ha habido pequeñas inundaciones y caída de árboles, un autobús con doce pasajeros ha quedado encallado, si bien todos ellos han podido salir del vehículo por su propio pie, sin mayores incidencias. La lluvia también ha provocado inundaciones y la caída de ramas y algunos árboles en poblaciones tarraconenses como Cunit, Calafell y El Vendrell.