177.845333

Publicidad

La Manada

Hoy se conoce la sentencia a 'La Manada' por el presunto abuso sexual a otra chica en Pozoblanco, en Córdoba

La sentencia sobre el juicio a cuatro de los cinco miembros de La Manada por la acusación de abuso sexual a una joven en Pozoblanco, en Córdoba en 2016, se conoce esta mañana.

Hoy se conoce una nueva sentencia a cuatro de los cinco miembros de 'La Manada' por la acusación de abuso sexual a una chica en Pozoblanco, en Córdoba. El juicio quedó visto para sentencia en noviembre de 2011 aunque los hechos se remontan a 2016.

El caso se destapó durante la investigación del abuso sexual de la 'La Manada' a una joven en las fiestas de los Sanfermines en julio de ese mismo año. En el teléfono de uno de los acusados, la policía encontró la grabación de un vídeo en la que 4 de ellos abusaban presuntamente de otra joven en Pozoblanco.

En este caso los acusados son Alfonso Jesús Cabezuelo, José Ángel Prenda, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero que junto a un quinto integrante de 'La Manada', ya están condenados a quince años de prisión por la violación en grupo de la chica de los Sanfermines.

Las claves de la sentencia

El juez deberá dilucidar si los agentes de la Policía Foral de Navarra obtuvieron "de forma ilícita" el vídeo con la grabación porque "carecían de autorización judicial" para ello, como mantuvo durante las sesiones del juicio el abogado defensor de los imputados, Agustín Martínez.

Pese a solicitar la absolución por la invalidez de la prueba, y además de negar los abusos, Martínez pidió, como alternativa, dos años de prisión para Prenda por un delito de maltrato con la concurrencia de otro contra la intimidad; una pena de seis meses de prisión para Cabezuelo y Guerrero por delitos contra la integridad moral; y para Escudero una multa de un mes a razón de seis euros diarios por un delito de maltrato.

La Fiscalía rebajó de 7 a 6 años de prisión su petición, cuatro años para cada uno de ellos por un delito contra la intimidad y dos por abuso sexual.

El fiscal defendió que el vídeo se obtuvo con "absoluto respeto a derecho" y sin que se hubiesen "afectado los derechos fundamentales de los acusados".

La acusación particular, ejercida por la joven y dirigida por el letrado Blas Arévalo, también entendió que el vídeo era una prueba "plenamente lícita" y pidió dos años y medio a cada uno de los acusados por un delito continuado de abusos y cuatro años por el delito contra la intimidad.

Una sentencia de más de 100 folios

El fallo judicial cuenta con más de cien folios y está redactado desde hace ya más de un mes, pero el juez, Luis Javier Santos, ha preferido esperar a que se retomaran los plazos judiciales tras quedar en suspenso durante el Estado de Alarma por el Covid-19 para notificarlo y así "no dar ventaja a unos sobre otros a la hora de los posibles recursos".

El juez debe determinar si lo que se produjo en el interior del vehículo fueron abusos sexuales o humillaciones a esta chica.

De hecho, la defensa, en su escrito alternativo de calificación de los hechos, asegura que no hay abuso sexual porque los tocamientos -por debajo o encima de la ropa a la joven- no tienen como finalidad el ánimo libidinoso de los presuntos autores sino jocoso o vejatorio de la víctima, y aunque "igualmente deleznables", en palabra del abogado Agustín Martínez, no eran de índole sexual.

Los miembros de La Manada compartieron el vídeo y mandaron mensajes

La grabación de ese vídeo la compartieron los miembros de 'La Manada? incluso por Whatsapp. Detallan y alardean de cómo han abusado de la chica: "Que habilidad conduciendo con una mano y con otra cogiendo una teta atrás".

Hablan de sustancias como "cloroformo" o "burundanga" que le habrían podido dar a la joven a la que denominan como "Bella Durmiente" y dudan, al parecer por su estado si "está muerta".

Estos mensajes fueron descubiertos en el móvil de Antonio Manuel Guerrero cuando entregó su teléfono de forma voluntaria tras ser detenido por la agresión sexual de los Sanfermines. Fue entonces cuando la Policía Foral de Navarra se lo comunica a la víctima de Pozoblanco, que hasta entonces no había denunciado por las lagunas que tenía de aquella noche. Luego, durante el juicio, ratificó los hechos de forma contundente.

Los hechos

Los hechos juzgados ocurrieron entre los municipios cordobeses de Torrecampo y Pozoblanco en la madrugada del 1 de mayo de 2016, cuando la joven y los integrantes de La Manada, uno de los cuales había estado destinado como guardia civil en el puesto de esta última población, coincidieron en la feria del primero de los pueblos.

En la actualidad, Guerrero está en la cárcel de Sevilla; Prenda, en la de El Puerto de Santa María; Escudero, en la de Huelva y Cabezuelo, en Salamanca. Se espera que los jueces decanos les informen sobre la sentencia a través de agentes judiciales que se la comunicarán en la cárcel.

Publicidad