115.007833

Publicidad

Coronavirus

El aumento del teletrabajo por el coronavirus puede causar problemas psicológicos: “Yo me subía por las paredes"

La extensión del teletrabajo en España por la pandemia del coronavirus no es una fórmula laboral aceptada por todos los empleados. Algunos psicólogos detectan problemas de estrés y angustia por el aislamiento.

La llegada de la pandemia del coronavirus a España ha favorecido la implantación del teletrabajo. Muchos trabajadores no comparten esta fórmula laboral y afirman sentir problemas de estrés y ansiedad.

El aumento de los contagios por coronavirus ha traído nuevas formas de trabajar y de asistir a la escuela para seguir con nuestras rutinas. El teletrabajo hace pasar menos tiempo en las oficinas para evitar al máximo el contacto social pero muchos empleados no comparten esta medida. "Yo me subía por las paredes, el no poder desfogarme salir", cuenta Joanne Mayozer.

Después de casi 10 meses trabajando desde casa, muchas personas no pueden esperar para volver a sus lugares de tabajo y el motivo principal es la falta de contacto social: "Te puedes encontrar con compañeros y puedes seguir con tus formaciones", opina Sonia Felipe.

La mayoría de los empleados coinciden en la soledad provocada por el trabajo desde casa. "Lo bueno de venir a trabajar son las relaciones personales", cree María José Soler.

Efectos psicológicos

Muchos psicólogos ya detectan problemas causados por el aislamiento. El profesor de Psicología Social en la Universidad de Granada, Mario Fernández, cuenta los síntomas de "cansancio, agotamiento emocional y estrés crónico" producidos por el teletrabajo. Estos efectos han sido corroborados por muchos de los empleados: "Creías que el mundo seguía y estabas completamente aislado", ha explicado una trabajadora.

¿Volverían a la oficina?

Una encuesta realizada a funcionarios que habían trabajado de forma telemática desde casa ha mostrado la opinión de los empleados ante esta nueva fórmula laboral. El 28% prefiere seguir online mientras que un 17% y otro 55% prefieren volver a la oficina o un modelo semipresencial. "Estas en casa todo el día y te sientes encerrado, la mejor opción es poder elegir", ha contado Mario Fernández.

Publicidad