Día Mundial del Alzheimer 2020: Síntomas, fases y cómo prevenir el alzheimer

Publicidad

Día Mundial del Alzheimer

Día Mundial del Alzheimer 2020: Síntomas, fases y cómo prevenir el alzheimer

La Organización Mundial de la Salud estableció el 21 de septiembre como Día Mundial del Alzheimer para concienciar a la sociedad de los efectos de esta enfermedad.

Hoy se celebra el Día Mundial del Alzheimer 2020. Se calcula que alrededor de 14 millones de personas padecen alzhéimer en el mundo. Esta enfermedad es la forma más común de demencia, un trastorno cerebral que afecta gravemente a la persona que lo padece impidiendo la realización de actividades cotidianas.

Síntomas del alzhéimer

La enfermedad de Alzheimer ataca a las funciones cognitivas del cerebro, es decir, a cualquier actividad relacionada con la memoria, el lenguaje, la orientación visual y temporal, la atención y la planificación. Teniendo esto presente, podemos deducir que los signos del alzhéimer son:

- Pérdida de memoria reciente. La persona no es capaz de recordar hechos recientes aunque se le den pistas o se ponga en contexto.

- Cambio de carácter. La apatía es uno de los signos más frecuentes de la enfermedad. El aislamiento social y la abulia también suelen manifestarse.

- Desorientación. Tanto en el tiempo como en el espacio. Suelen mezclar fechas y lugares del pasado con el presente.

- Incapacidad de nombrar objetos. La persona se bloquea y es incapaz de recordar el nombre de objetos habituales.

- Delirios y alucinaciones. A medida que la enfermedad avanza los delirios y la agitación comienzan a volverse frecuentes.

Fases de la enfermedad de Alzheimer

En general se habla de tres fases de alzhéimer: leve, moderada y grave. Durante la primera fase se advierte un deterioro de la memoria episódica, suele haber casos aislados de desorientación, aparece la fatiga y disminuye notablemente la concentración de la persona afectada.

En la fase moderada de la enfermedad de Alzheimer todos los aspectos de la memoria comienzan a fallar progresivamente. Una de las características más comunes es la pérdida del lenguaje (suele costar trabajo hablar y hacerse entender) y también suelen aparecer rasgos psicóticos (ve gente que no existe o ruidos que nadie oye) y descuida la higiene personal.

Publicidad