Embarazo

La ansiedad de las mujeres embarazadas puede provocar partos prematuros

A raíz de estos resultados se sugiere la importancia de estudiar el nivel de ansiedad de la madre embarazada para evitar partos prematuros.

Imagen de una mujer embarazada descansando

Imagen de una mujer embarazada descansando Getty

Publicidad

Ha de estarse embarazada para entender en plenitud el nivel de conexión que la futura mamá tiene con su feto. Es su alimento, su cobijo pero también su tranquilidad. Una investigación de la Asociación Americana de Psicología en la revista 'Health Psychology' concluye que la ansiedad que experimenta la madre influye en que el embarazo llegue o no a término.

La principal autora del estudio, Christine Dunkel Schetter explica que "la ansiedad sobre el embarazo actual es un potente estado psicosocial que puede afectar a los resultados del parto. Hoy en día, los síntomas depresivos se evalúan en muchos entornos clínicos de todo el mundo para prevenir las complicaciones de la depresión posparto para las madres y los niños. Este y otros estudios sugieren que también deberíamos evaluar la ansiedad en las mujeres embarazadas".

Esta línea de trabajo es importante sobre todo de cara a evitar partos prematuros y es que investigaciones anteriores indican que 1 de cada 4 mujeres gestantes tiene síntomas de ansiedad clínicamente elevados.

La muestra estudiada fue de 196 mujeres embarazadas de Denver y Los Ángeles que participaron en el estudio Healthy Babies Before Birth. El 45% de las mujeres se identificaron como blancas no hispanas, el 36% como blancas hispanas, el 10% como asiáticas y el 9% como negras o afroamericanas.

Observaron que la ansiedad relacionada con el embarazo en el tercer trimestre estaba más fuertemente asociada con los nacimientos más tempranos. Sin embargo, la ansiedad general en el primer trimestre también contribuía al riesgo de parto prematuro.

Según los resultados de este estudio los médicos tendrían que examinar a las mujeres fijándose en la ansiedad que pueden experimentar al principio del embarazo en busca de depresión, y que las mujeres con una puntuación alta podrían ser controladas para detectar aumentos de ansiedad y una posible intervención más adelante en el embarazo.

"Una mayor precisión en nuestra comprensión tanto de los riesgos como de los mecanismos de los efectos de la ansiedad en el embarazo sobre la duración de la gestación puede mejorar nuestra capacidad de desarrollar, probar y aplicar intervenciones para abordar el acuciante problema de salud pública del parto prematuro."

Publicidad