"Estoy destrozada. Se veía venir. Me lo temía y desgraciadamente ha ocurrido. Hice todo lo que pude para que todos estuvieran bien. Mi hija estaba mal desde hacía mucho tiempo", ha explicado la abuela de los niños asesinados en Godella el pasado jueves.

"Nosotros le hemos intentado ayudar en muchas ocasiones, pero no se dejaba. Yo me ocupaba de ellos todo lo que podía. El miércoles pasado fue cuando ya vi que estaba peor y denuncié lo que ocurría. Están mintiendo mucho. Se están contando muchas cosas que no son verdad", ha lamentado la mujer.

Además, ha subrayado su pena y que los niños eran seres inocentes: "Qué pena tan grande tengo. Por más que lo pienso esto no entra en mi cabeza. Estamos toda la familia rota, completamente destrozada. Los niños no tenían culpa de nada y mira tú".

También te puede interesar...

Así encontró la Guardia Civil a la madre de los niños asesinados en Godella escondida en un bidón

Una amiga de la madre de los niños asesinados de Godella: "En su sano juicio, María nunca haría daño a sus hijos"