Acoso sexual

El 23% de adolescentes entre 12 y 15 años reconoce que recibe peticiones sexuales de adultos por internet

Un estudio de varias universidades españolas a 1.029 adolescentes desvela interacciones con carácter sexual entre adultos y menores por internet.

Interacción en las redes sociales

Interacción en las redes sociales Pixabay

Publicidad

Un estudio de varias universidades españolas desvela que el 23% de los adolescentes españoles entre 12 y 15 años reconoce haber recibido en alguna ocasión mensajes de carácter sexual por parte de adultos. Además, el estudio revela que el 14% de estos menores ha interactuado con el adulto que le contactó enviando fotos o vídeos de carácter sexual.

La investigación titulada 'Epidemiology of online sexual solicitation and interaction of minors with adults: A longitudinal study' ha constado de cuestionarios a 1.029 alumnos diseñados por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), con la colaboración de investigadores de la Universidad del País Vasco, la Universidad de Deusto y la Universidad de Barcelona.

Este estudio ha hecho un seguimiento durante 13 meses a menores de 7 comunidades lo que permite, según los investigadores, "tener una radiografía de cómo funciona el acoso". El acoso de los adultos a los jóvenes por el móvil es un delito grave que puede tener consecuencias terribles. Uno de los casos más recientes conocidos es el de un menor que se suicidó tras recibir cientos de mensajes de acoso por parte de un adulto a través de WhatsApp.

Otros datos revelados por el estudio manifiestan que el 2,6% de los menores he llegado a conocer al adulto con el que interactuó y el 1,8% llegó a mantener un encuentro sexual en persona, según los datos de la última fase del estudio. La vía más frecuente para este tipo de mensajes son los móviles y las chicas los reciben más que los chicos.

La dependencia de los jóvenes con el móvil

Los expertos recomiendan que los menores reciban una buena educación tecnológica para que los menores sepan identificar este tipo de conductas, además de educarlos en que tengan la confianza para avisar a sus padres y autoridades en caso de que le lleguen este tipo de proposiciones.

Los jóvenes cada vez tienen antes sus primeros móviles. La edad recomendada depende del grado de madurez del menor, aunque recomiendan a los padres estar siempre atentos. Un estudio, también español, desveló que los jóvenes sienten un grado de dependencia cada vez mayor de sus teléfonos, un parámetro que también ha medido este estudio.

Publicidad