Perú

El caso de Gabriela Sevilla: un bebé desaparecido y una madre que no estaba embarazada

La joven asegura que alguien ha raptado a su hija pero el informe médico señala que no ha estado embarazada.

Bebé

Bebé Pixabay

Publicidad

El caso de Gabriela Sevilla ha revolucionado Perú esta semana. Todo comenzó el pasado miércoles cuando la joven de treinta años salió de su casa en Lima rumbo a una clínica para dar a luz a su supuesto bebé. Sin embargo, la mujer nunca llegó a su destino. La madre de la joven. Rita Torello, la estaba esperando en la clínica y denunció la desaparición al ver que la joven no llegaba al destino.

La joven explicó al medio peruano 'Perú21' que decidió subirse a un taxi para ir hasta la clínica, sin embargo, según su declaración, el conductor tomó una ruta extraña. "Luego de ello, yo seguí con el dolor de parto y de ahí no recuerdo nada (...) Desperté en un cuarto donde se encontraban dos varones y yo me encontraba en el piso, empecé a pujar hasta que nace mi hija y no lloraba. Luego, me quedé dormida por un tiempo de tres horas", explicó al citado medio.

Sin embargo, se filtró a la prensa una fotografía que ella habría tomado con su teléfono móvil desde el asiento trasero de un coche. La imagen es borrosa y solo se distingue a un conductor de espaldas. Según informa 'El País' se la había enviado a su pareja. Tras 34 angustiosas horas, la joven apareció en el Hospital Militar del distrito de Jesús María de Lima, pero sin su bebé.

Comienzan las contradicciones

A partir de ese momento comenzaron las contradicciones. En el inicio se aseguraba que la joven presentaba fuerte contusiones. Algo que no ha podido ser demostrado. También afirmó haber cogido un taxi pero no hay registros en la empresa que ofrece el servicio.

El caso dio un giro de 180 grados cuando el ministro del Interior, Willy Huerta, señaló que los médicos del propio hospital militar dieron el diagnóstico de que Gabriela Sevilla no estaba embarazada.

La familia ha desmentido esta versión, alegando que no tendría por qué mentir sobre su embarazo. Sin embargo, el Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público concluyó este viernes que Gabriela Sevilla no presentaba signos clínicos de gestación, parto reciente ni antiguo. La mujer estaba citada este sábado en la sede de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional pero no acudió.

Publicidad