Publicidad

Vacuna contra el COVID-19

Países Bajos se suma a la suspensión de la vacuna del coronavirus de Astrazeneca

Países Bajos ha suspendido de forma inmediata la administración de la vacuna contra el COVID-19 de Astrazeneca hasta el próximo 28 de marzo. Según su Ministerio de Sanidad, por "un número limitado de informes de trombosis".

Países Bajos ha sido el último país en sumarse a la paralización de la vacuna contra el COVID-19 de Astrazeneca. Dinamarca, Noruega e Islandia fueron los primeros en avisar de varios casos de pacientes con trombos tras recibir la dosis y sus informes sanitarios han hecho saltar todas las alarmas.

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), han asegurado que de momento no se observa una relación directa entre el uso de esta fórmula contra el coronavirus y la aparición de coágulos en la sangre. Pero cada vez más expertos sanitarios piden detener la vacunación, al menos hasta que una investigación más profunda garantice que es segura.

Austria, Estonia, Lituana, Noruega, Islandia, Tailandia, y en las últimas horas Dinamarca y Países Bajos. Es la extensa lista de países que paralizan la vacunación con Astrazeneca por riesgo de trombos.

Desde nuestro país los expertos hacen un llamamiento a la calma. Federico Martinón-Torres, coordinador del centro de la OMS en Seguridad de vacunas contra el COVID-19, asegura que "el análisis de más de 5 millones de personas vacunadas con Astrazeneca, ha permitido observar que se han producido únicamente 30 casos, que son los mismos o menos de los que se hubiesen producido si esas 5 millones de personas no se hubiesen vacunado".

Pero cada vez más sanitarios en toda Europa recomiendan la suspensión temporal de la vacuna contra el coronavirus. David Robert Grimes, un científico irlandés, reconoce que "por el momento no tenemos un porcentaje significativo de pacientes afectados en nuestro país pero ante la duda, mejor ser prudentes".

Un llamamiento a la prudencia a la que se acaba de sumar Países Bajos. Allí paralizan la vacunación con Astrazeneca hasta el 28 de marzo y las autoridades sanitarias piden acudir al médico de inmediato si se observan manchas pequeñas de color azul en la piel.

La farmacéutica se defiende y dice que no "hay pruebas" que señalen la relación directa entre la administración de la vacuna contra el COVID-19 y la aparición de coágulos, y la OMS dijo el viernes que por el momento, no hay razones para no usarla.

Mientras tanto y a la espera de una investigación más profunda, España, de momento, no ha tomado ninguna decisión.

Publicidad