Salvador Illa cree que "igual tenemos que llevar mascarilla para siempre" en algunos entornos

Publicidad

Coronavirus

Salvador Illa cree que "igual tenemos que llevar mascarilla para siempre" en algunos entornos

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, considera que el uso de la mascarilla contra el coronavirus no desaparecerá en los lugares donde sea más fácil contagiarse, como en los centros médicos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha reconocido que es posible que el fin de la pandemia de coronavirus tal vez no sea el final de la mascarilla: "No desaparecerá de golpe". Todo apunta a que el uso de este instrumento que protege de la COVID-19 perdurará más allá de la llegada de la vacuna contra el coronavirus. De hecho, en algunas sociedades como la asiática es un elemento habitual. Según señaló el ministro Illa en Cadena Ser, hay algunos entornos en los que la mascarilla ha llegado para quedarse: "Cuando vayas a un centro médico, por ejemplo, o sitios donde haya más prevalencia o probabilidad de contagio, igual tenemos que llevar para siempre mascarilla y no nos parecerá raro. Ni incluso a los niños, que la están llevando y se están acostumbrando".

"Yo creo que a todos nos ha sorprendido el comportamiento que ha tenido la ciudadanía española, tanto en la primera como en la segunda ola", ha dicho Illa sobre la etapa del confinamiento. "Con carácter general la gente ha hecho un ejercicio de responsabilidad muy grande quedándose en casa y vistiendo la mascarilla. La gente ha dado una lección de responsabilidad", señala el titular de Sanidad.

Valora el 'desvío de fallecidos' del INE

Asimismo Salvador Illa ha considerado este jueves como "muy menor" el "desvío" entre los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre los fallecidos "identificados" por COVID-19 en la primera ola, que ascienden a 32.652, y los 27.127 contabilizados por su departamento.

De esta manera se ha expresado el ministro, que ha defendido esta estadística como un ejercicio de "transparencia" del Gobierno, que es de quien depende el INE, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad al ser preguntado por la diputada del PP Ana Pastor sobre este asunto.

Según los datos recogidos por el INE sobre las causas de muerte durante la primera ola de la pandemia fueron 45.648 los fallecidos por coronavirus, registrados todos de marzo a mayo, que superan en 18.557 las defunciones computadas por el Ministerio de Sanidad.

Dentro del grupo de enfermedades infecciosas, la COVID-19 aparece como la causa de muerte más frecuente, con 32.652 muertos con el virus "identificado" y 13.032 con el virus "sospechoso"; en ese período Sanidad había contabilizado 27.127 fallecidos.

Publicidad