A la misma hora que se reunían Sánchez e Iglesias, Rivera ofrecía una rueda de prensa para insistir en su veto al PSOE: "No vamos a participar en más teatros, ya nos hemos reunido dos veces para decirle que no, así que trabaje, nosotros estamos en la oposición para legislar, pactos de Estado y trabajar". E insiste en presentarse como el líder de la oposición.

Para Rivera, Sánchez ya ha elegido a sus socios: Podemos y los nacionalistas. Y pone como ejemplo Navarra, "que no nos dé más escenas de la vergüenza". Rivera ha rechazado reunirse con Pedro Sánchez y también sentarse con Abascal, el presidente de Vox. Lo justifica así: "Yo no he negociado, han sido los equipos negociadores de Madrid y Murcia". Pide al líder de Vox humildad para que rectifique.