Esquerra Republicana de Catalunya ha iniciado su campaña con vistas a las movilizaciones contra el juicio del procés. Reunió a sus dirigentes y militantes en el Palau Sant Jordi y la sorpresa fue la intervención de su líder, Oriol Junqueras. Está en la cárcel, de forma preventiva, y apareció en el mitin con un holograma, mientras su hermano y otras personas leían lo que había escrito: "Ahora ya se sabe que estamos dispuestos absolutamente a todo, siempre de forma pacífica, para defender la democracia". Considera que su situación y el juicio es una muestra de la debilidad del Estado. Con el holograma han conseguido de alguna forma la "vuelta" a escena de Junqueras, ante el juicio y las próximas campañas.

Esta intervención coincide con unas declaraciones de Junqueras recordando su situación y la de los que al huir, como Puigdemont, desde el extranjero han protagonizado la escena independentista estos meses. El líder de Esquerra declaró a Le Figaro: "Yo me quedé en Cataluña por sentido de la responsabilidad hacia mis ciudadanos. Sócrates, Séneca o Cicerón tuvieron la oportunidad de huir y no lo hiciero. Esta responsabilidad cívica y ética me impresiona mucho".