El esperado juicio a los dirigentes independentistas del procés se realizará a finales del mes de enero o a principios de febrero.

Se esperan cientos de testigos incluso al expresidente Mariano Rajoy , Soraya Sáenz de Santamaría o el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro.

La defensa sugería que pediría observadores internacionales y lo cierto es que no los habrá. Cualquiera puede acudir de público a ese juicio.

Finalmente no veremos a los procesados con esposas dentro de la sala.

Y como dato de interés, a Puigdemont le caduca su documento de identidad el 3 de febrero y eso significa que sin él no podría viajar ni convocar elecciones. Para renovarlo tiene que ir a un consulado español en el que puede ser detenido.