El candidato por Más Madrid a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, ha anunciado que deja su acta de diputado en el Congreso de los Diputados.

En una rueda de prensa, Errejón indicaba hay veces en la vida en las que "lo correcto y lo cómodo no coinciden y hoy pago, muy tranquilo, el precio de haber tomado la decisión correcta". Así anunciaba que entrega su acta de diputado de Podemos por Madrid para centrarse en "levantar una nueva mayoría de madrileños y madrileñas que consiga llevar el cambio al Gobierno de la Comunidad de Madrid".

"Yo no vine a estar en política, vine a hacer política y eso significa tomar decisiones", aseguraba Errejón, que indicaba que en este momento tiene una inmensa y enorme tarea: "Volver a hablar con los que faltan, con gente ilusionada, con gente que ha perdido el contacto y la confianza con los partidos e incluso a aquella gente que no pudimos convencer".

Este camino acaba donde comienza siempre todo, en la Puerta del Sol"

Errejón se muestra convencido de que con este movimiento está "tocando una tecla que hacía mucho tiempo que no sonaba" e indica que es una tarea que le entusiasma y a la que se entrega.

Preguntado sobre el apoyo recibido dentro del partido, Errejón indica que han sido muchos pero que lleva días de "peticiones y exigencias" para que deje su acta de diputado y considera que es algo que no se debe alargar más: "Hay que dejar atrás la fase de las disputas y las discusiones de los partidos y centrarse en levantar una mayoría nueva que ponga un gobierno del que poder fiarse".

"No podría dejar Podemos ni aunque quisiera, lo llevo tatuado en la piel"

Lo que no ha hecho Íñigo Errejón es darse de baja en el partido porque, según indicaba, es algo que aunque quisiera no podría: "Yo no podría dejar Podemos ni aunque quisiera porque lo he fundado y lo llevo tatuado en la piel. Sigo siendo militante de Podemos pero tras varias peticiones de que entregue mi acta, creo que lo mejor es dejar atrás y no contribuir a la discusión de partidos y centrarse en lo importante".

"Este camino acaba donde comienza siempre todo, en la Puerta del Sol", decía el candidato por Más Madrid a la Comunidad de Madrid, que ha aprovechado su intervención para hacer balance de sus años como diputado de Podemos en el Congreso de los Diputados. "Para mí este tiempo ha sido un inmenso honor y una de las etapas en las que más he aprendido en mi vida", aseguraba.

Errejónn quería mostrar además su agradecimiento a los cinco millones de personas que les "abrieron las puertas del Congreso de los Diputados con aquella fuerza e ilusión que ya ha cambiado para siempre la política".

Tampoco ha perdido ocasión de dar las gracias a sus compañeros de Unidos Podemos y al resto de parlamentarios, "pertenezcan al grupo que pertenezcan". "De todos ellos me llevo muchas cosas que no podré olvidar y con muchos de ellos me llevo una amistad", añadía.

Esta decisión se produce después de que Errejón anunciara un pacto con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, para concurrir a las elecciones de la Comunidad bajo su marca.

El anuncio de Errejón y Madrid generó una crisis interna en la formación que llevó al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, a publicar una carta para lamentar y criticar la decisión.

Desde entonces han sido muchos los dirigentes que han criticado su decisión y han pedido que deje su acta de diputado. No obstante esto es algo que no se le pidió de manera formal.

El exdiputado de Unidos Podemos tiene derecho a recibir una indemnización del Congreso de 8.701,29 euros tras haber renunciado a su escaño, una prestación que se denomina 'indemnización por cese' y que pueden cobrar, si cumplen determinadas condiciones, los parlamentarios que dejan de serlo al finalizar la legislatura o en medio de la misma.

En concreto, tienen derecho a ella los miembros del Congreso o el Senado que hayan tenido escaño durante al menos dos años.

Su cuantía está fijada en la de la asignación constitucional, es decir, el sueldo base de sus señorías, que ahora es de 2.900,43 euros. Errejón ha sido diputado durante tres años y casi un mes. Sí así lo solicita, cobrará entre febrero y abril.