Los expresidentes del Gobierno José María Aznar y Felipe González han mantenido un diálogo sobre el papel de la innovación tecnológica en el nuevo marco geopolítico, dentro del foro DigitalES Summit 2019. Pero ha sido inevitable hablar de actualidad política y mostrar su coincidencia y preocupación por la prolongada inestabilidad política que vive España.

Aznar ha lamentado que “desde hace cinco o seis años en España no se toma ninguna decisión importante”, y añadió que “las que se toman son equivocadas”. Además, hace años los partidos políticos “buscaban la centralidad y compartían objetivos importantes”. Apuntó que cuando él o González eran presidentes del Gobierno “se tocaban cosas”, pero matizó que “no poníamos en peligro la orientación económica o social de las políticas”. El expresidente popular criticó que desde hace más de tres meses no haya Gobierno en España, “ni tenemos una mayoría conformada para tomar decisiones”, y recordó que aún no hay gobiernos en Murcia, La Rioja o la Comunidad de Madrid: "El Congreso está cerrado, no comparece nadie, y es necesario abordar reformas, impuestos y la revolución digital, entre otros muchos temas”

Han coincidido en alertar de la falta de centralidad y de objetivos compartidos en la política española y han criticado la situación actual con un Gobierno parado ante la falta de acuerdo para la investidura. En su intervención ambos han lanzado reproches a los dirigentes políticos actuales, y mientras Aznar ha dicho que en este momento "la irresponsabilidad política es máxima", González ha apostado por mandarlos a todos al "rincón de pensar" como hacían los maestros en la escuela y sobre todo que aprendan a "administrar el voto que les dan". Piensa que la inestabilidad genera desconfianza que si se hace prolongada se termina pagando cara. También, en el contexto europeo que hay que fortalecer -piensan los dos-, "algunos somos conscientes de que somos pequeños y otros se creen que no lo son"

Ante la coincidencia en actos públicos desde hace algún tiempo, Felipe González lo ha justificado en que cada vez están más de acuerdo y los dos preocupados.