Publicidad

Última hora Ceuta

Cerca de un centenar de migrantes saltan la valla en Melilla tras la entrada masiva en Ceuta

La tensión se extiende a Melilla donde a primera hora de este martes varias decenas de migrantes subsaharianos han saltado la valla que separa España de Marruecos.

Salto a la valla de Melilla después de la entrada masiva de 5.000 migrantes a Ceuta. Marruecos no impide la llegada de los migrantes en la frontera tras conocerse que España ha aceptado atender en un hospital al líder del Frente Polisario afectado por el coronavirus. España ha decidido desplegar al Ejército. La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, no cree que haya causa efecto; Laya ha asegurado en la SER que "no concibe que se ponga voluntariamente en riesgo la vida de menores como respuesta a una acción humanitaria". El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha asegurado que han comenzado las devoluciones de migrantes.

Entran por la fuerza en Melilla

Ha sido de madrugada, a las 4:30, cuando un centenar de migrantes han saltado la valla fronteriza entre España y Marruecos en Melilla y han conseguido llegar a la ciudad. Los migrantes han entrado por la zona del Dique Sur. Allí la Policía Local cortó el tráfico anoche para facilitar el control de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tras la entrada masiva de inmigrantes que se produjo ayer en Ceuta.

La llegada de los inmigrantes ha sido en varios grupos, el primero más numeroso. Una vez superada la valla han ido caminando por la carretera al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), acompañados por patrullas de la Guardia Civil y la Policía Local.

Las muestras de alegría de los subsaharianos se han sucedido mientras caminaban por el Paseo Marítimo. En las últimas horas el presidente de Melilla, Eduardo de Castro, había mostrado su preocupación al Gobierno por lo que estaba ocurriendo en Ceuta.

Complicación añadida por la pandemia del coronavirus

Cruz Roja está sobre el terreno tratando de aplicar las medidas y los protocolos fijados para prevenir los contagios por el coronavirus ya que la avalancha obliga a aislar a las personas que han cruzado la frontera.

Publicidad