Publicidad

Ley Zerolo

Unidas Podemos rompe la unidad de voto con el PSOE y se abstiene en la Ley Zerolo

El Congreso ha votado hoy la aprobación de la proposición de Ley de Igualdad de Trato del PSOE, que tanta tensión ha generado con sus socios de Gobierno, Unidas Podemos, por presentarse en solitario sin contar con la firma morada.

Tras su debate durante el Pleno del Congreso de los Diputados, este martes se ha aprobado la ley de Igualdad de Trato del PSOE, también conocida como Ley Zerolo, con la abstención de su socio de Gobierno, Unidas Podemos. Han votado a favor 160 diputados, se han abstenido 133 y 52 han votado en contra.

La formación morada ya mostró su "enorme malestar" cuando los socialistas presentaron por cuenta propia la proposición de ley en la Cámara Baja. Consideran que debían hacerlo de manera conjunta y que el Ministerio de Igualdad, encabezado por Irene Montero, estaba ya trabajando en ello.

Podemos ha decidido finalmente abstenerse para no impedir la tramitación de esta proposición, pero sí dar evidencias de que el pacto con el PSOE implica un paquete legislativo completo contra la discriminación que incluye tanto esta ley, como la de los derechos LGTBI y la ley trans, a las que todavía la Moncloa pone barreras.

Tensión entre los socios de gobierno

Durante el pleno, el diputado de Unidas Podemos, Ismael Cortés, ha hecho referencia a la definición de pacto por parte de la Real Academia Española para recordar que se trata de "un acuerdo de voluntades que conlleva al cumplimiento de determinadas obligaciones", insistiendo en que lo acordado fue presentar una propuesta firmada por ambos grupos y no únicamente de forma solitaria por parte del PSOE, dejando a un lado a Unidas Podemos en su lucha para la igualdad.

"Hoy es martes de Carnaval y el grupo socialista, a la vez que el Consejo de Ministros, bloquea el avance de los derechos de las personas trans, utiliza el nombre de uno de los mayores referentes de derechos y libertades civiles en este país -Pedro Zerolo- para disfrazar el contenido de la ley, haciéndola pasar por algo que no es", criticaba.

El contenido de la norma

Fue el pasado 21 de enero cuando los socialistas registraron en solitario el texto de la Ley Zerolo en la Cámara baja. Su portavoz, Adriana Lastra, destacó entonces que el objetivo de la nueva norma no es otro que "garantizar la igualdad de trato de todas las personas, combatir el racismo, reparar y atender a las víctimas de discriminación".

La norma presentada por el PSOE establece que "nadie podrá ser discriminado por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, convicción u opinión, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, expresión de género, enfermedad, situación socioeconómica o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

En cuanto a los ámbitos que regula, los principales son el laboral, educativo, sanitario y el de la vivienda, aunque también hace referencia a otros como el judicial o el administrativo.

Vox se desmarca

El grupo parlamentario Vox, liderado por Santiago Abascal, ha insistido en su 'no' a la ley de igualdad de trato y no discriminación del PSOE tachándola de "innecesaria", aunque no sin recibir numerosas críticas durante el pleno.

Consideran que ya existe en la Constitución una ley que hace referencia a la discriminación, recogida en el artículo 14, por lo que no es necesario dar alas a la propuesta de los socialistas, con la que quieren "privilegiar a las personas y generar odio. A raíz de la igualdad, son los que realmente discriminan", recriminaba Carla Toscano, diputada de Vox.

Publicidad