120.00

Publicidad

Coronavirus

Andalucía, Madrid y Comunidad Valenciana acusan al Gobierno de falta de objetividad en la desescalada del coronavirus

Los presidentes de las tres comunidades que se sienten discriminadas por el Gobierno en el pase a la fase 1 del desconfinamiento por el coronavirus reclaman claridad, que se publiquen las valoraciones y que se revisen con rapidez.

Siguen lloviéndole las críticas la Gobierno por las decisiones tomadas con el cambio de fase en la desescalada por el coronavirus, sobre todo desde las tres comunidades que se consideran perjudicadas: Madrid al completo, Andalucía por Málaga y Granada, y la Comunidad Valenciana por dejar fuera de la fase 1 a los principales núcleos de población.

Comunidad Valenciana: dolidos

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, se ha mostrado "dolido" por la falta de criterios o de transparencia a la hora de establecer los parámetros para pasar de fase, pero ha dicho no querer "ningún tipo de enfrentamiento en una situación que es muy compleja". Puig confía en que la Comunitat pueda pasar a la fase 1 la próxima semana, pues cree que este territorio ya cumplía la semana pasada todos los criterios establecidos por el Ministerio de Sanidad, y los epidemiólogos valencianos hicieron "un informe serio y riguroso" que avalaba ese paso. Ha criticado que posteriormente se les dijera que se había valorado también el número de las pruebas hechas a personas sospechosas de tener coronavirus, algo que el ministerio exigía que se hiciera a partir de ahora, y así se está haciendo en la Comunitat Valenciana. Puig ha reprochado que nada de esto se les haya trasladado por escrito, con lo que, a su juicio, es "muy difícil poder contrastar o dar una opinión", y ha pedido que todas estas cuestiones se "parametricen y se diga cómo se tienen que hacer" para evitar confusiones en futuras fases. "Lo único que pido es que el Gobierno de España diga claramente cuáles son los indicadores para pasar de fase, pero en esta y en todas" las fases, ha manifestado Puig, quien comprende que la situación es "muy cambiante y muy difícil de manejar".

Madrid: no hay diferencias

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha apelado a libertad de movimientos de lo ciudadanos, pero "con precauciones" porque el coronavirus estará “mucho tiempo con nosotros, uno o dos años”. Ayuso, en Onda Cero, discrepa de la decisión del Gobierno central de no situar a Madrid entre las regiones que están en la fase 1 de desescalada y sostuvo que “estamos preparados y no hay ninguna diferencia entre este lunes y el siguiente”. Opina que "al final, cuanto más regulas la vida de las personas, creas más sin sentidos porque no hay dos personas iguales ni dos empresas iguales. El confinamiento absoluto nos protege ante un virus sin cura ni vacuna, pero el confinamiento cero no sirve sobre todo económicamente. Yo hubiera hecho las fases en función de sectores y personas vulnerables. Para el día 18 quiero estar centrada en las mascarillas y en campañas de concienciación". Madrid no esperará dos semanas, solicitará ya el cambio de fase.

Andalucía: "no se puede entender"

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha manifestado que los criterios objetivos que se iban a aplicar para decidir el pase de la fase cero a la fase 1 de la desescalada, sin duda, han sido "superados por la subjetividad" del Gobierno central, al que ha expresado su queja por el hecho de que haya decidido mantener a las provincias de Granada y Málaga, al cien por cien, en la fase 1. En declaraciones a Antena 3, Moreno ha indicado que en las decisiones sobre el paso a la fase 1 no ha habido criterios "objetivos y claros" porque no se puede entender que la provincia de Vizcaya, con una incidencia de 70 contagios por cada 100.000 habitantes, pase a la fase 1 y, en cambio, no lo hagan las provincias de Málaga y Granada, donde la incidencia es de 7,2 y de 21,1 casos por casos por cada 100.000 habitantes, por debajo de los 63,7 de una comunidad como La Rioja, que también cambia de fase a partir de este lunes. "Los criterios objetivos han sido superados desde la subjetividad por parte del Gobierno", según Moreno, quien ha criticado que no haya habido ninguna "explicación convincente" sobre la decisión de dejar a las provincias de Málaga y Granada al completo en fase cero.

Publicidad