Alemania ha implementado una revolucionaria medida para subir el IVA de los productos cárnicos. La pregunta es: ¿Qué pasaría en nuestro país si el impuesto sobre la carne subiera a un 19%, como ha ocurrido en el país germano?

La respuesta, mirando los precios, es bien sencilla. Por ejemplo: un filete que ahora cuesta un euro pasaría a valer 20 céntimos más. Sin duda, aumentaría bastante el precio de nuestra cesta de la compra.

Cada español consume una media de 51 Kg de carne al año, lo que implica que, al igual que en Alemania, los cárnicos son los productos que más compran los españoles en los supermercados.

La medida implementada en el país germano podría aplicarse próximamente en nuestro país para evitar un aumento en la contaminación. Podría implicar que Bruselas nos volviese a sentar en el ‘banquillo’, por no estar haciendo lo suficiente en la lucha contra el cambio climático.