Levi Strauss, la popular firma estadounidense de pantalones vaqueros, ha vuelto a cotizar en la Bolsa de Nueva York 34 años después de su exclusión del mercado en 1985 y valorada en 6.600 millones de dólares (5.784 millones de euros), tras fijar el precio de su regreso al parqué en 17 dólares por acción, por encima de la horquilla de entre 14 y 16 dólares establecida en el folleto de la oferta.

De este modo, Levi Strauss ha levantado 623 millones de dólares (546 millones de euros) mediante la colocación de 36,7 millones de acciones de la compañía, que cotizará desde este jueves en Wall Street bajo el símbolo 'LEVI'.

Con motivo de su regreso a Bolsa, el CEO de Levi's, Chip Bergh, ha recordado algunos consejos para todos aquellos que tengan unos vaqueros: no meterlos en la lavadora y no congelarlos. Bergh ha vuelto a mencionar su manifiesto de mayo de 2014 cuando anunció que nunca había lavado los pantalones vaqueros 501 Levi's que llevaba puestos en ese momento.

Bergh admitió en el programa Markets Now de CNN Business el jueves que en 10 años aún no ha lavado sus pantalones. También ha reconocido que nunca ha congelado sus jeans: "Eso es un cuento de viejas. No funciona"

Fundada en 1853, Levi Strauss debutó en Bolsa en 1971, pero regresó a manos privadas en 1985, después de que los herederos del fundador de la empresa decidieran excluirla de la negociación en el mercado bursátil. "Tenemos la intención de usar los recursos netos recibidos mediante esta oferta a fines corporativos generales de la empresa, incluyendo capital circulante, gastos de explotación y gastos de capital", informa la compañía, que deja abierta la puerta a la posibilidad de destinar parte de los fondos levantados a "adquisiciones u otras inversiones estratégicas".