Rafa Nadal agrandó su leyenda al sumar su cuarto US Open, su 19ª Grand Slam, en una durísima batalla a cinco sets ante el ruso Daniil Medvedev. El balear atendió a pie de pista a José Ángel Abad.

"Ha sido un partido muy complicado. Parecía que lo tenía más o menos controlado, pero he hecho un mal juego en el 3-2 sacando para el 4-2 en el tercer set. Y a partir de ahí Medvedev ha empezado a jugar a un nivel muy alto. Yo he estado ahí en todo momento peleando, pero el partido se ha puesto muy complicado. Al final han llegado las oportunidades y, pese a que ha costado mucho cerrarlo, al final ha salido bien. Significa muchísimo este trofeo", ha indicado Nadal.

Sobre la posibilidad de superar a Federer en número de Grand Slam (19 de Nadal por los 20 del suizo), Nadal se mostró muy clar.

"Es algo que ni me planteo. Después de todo lo que ha costado ganar este trofeo es el momento de disfrutarlo. Uno no puede estar siempre queriendo más. La ambición es buena, pero tiene que ser sana. Una ambición desmesurada te hace ser infeliz. Nunca he encarado la vida de esta manera. Intento disfrutar de este momento, que es inolvidable y muy bonito. Y después ya pensaremos en seguir trabajando y en otros objetivos", aseguró Nadal.