69.994500

Publicidad

Natación

El nadador Eduardo Blasco, obligado a entrenar en Fuerteventura por la pandemia de coronavirus: "El desamparo ya era previo"

Eduardo Blasco es 36 veces campeón de España y ha dejado el País Vasco y la Península para entrenar en Canarias por el bajo índice de coronavirus y por las instalaciones.

Ha sido 36 veces campeón de España y también de Europa de deportes acuáticos... pero mantener ese nivel hay que seguir entrenando y en época de pandemia no está siendo fácil. Eduardo Blasco ha recorrido España en busca de piscinas que le permitan seguir preparándose.

Al final encontró el lugar. Fuerteventura es su segunda casa, pero es donostiarra. En el norte ha dejado su club, su entrenador y parte de su vida; espera que todo vuelva a parecer normal. Pide más amparo para los deportistas; siente que les han dejado a un lado.

Está de vuelta en Fuerteventura y ha terminado allí por dos motivos: por el bajo índice de positivos y porque mantiene sus instalaciones deportivas abiertas y así puede seguir entrenando. Allí, donde pasó su infancia, trata de recobrar las sensaciones de las que le privó el covid para seguir luchando por brillar en sus citas nacionales e internacionales.

El desamparo ya existía

"No creo que por la pandemia haya existido un desamparo por parte del CSD, sino que ese desamparo ya era previo. No estamos peor ahora que antes, estamos igual de mal. Nos tenemos que buscar la vida. Cada practicante de deportes mayoritarios no mediáticos, con miles y miles de licencias pero que la televisión considera que no le interesan a la gente, estamos igual de mal que antes. Para salir adelante te lo tienes que currar por ti mismo", ha dicho al diario 'El Día' de Tenerife.

Eduardo Blasco tiene un palmarés casi único para un deportista de apenas 26 años: acumula 36 campeonatos nacionales y diversos éxitos a nivel internacional, entre ellos un oro en un Europeo.

Gloria, una gallega de 76 años, de marinera a campeona de natación

Publicidad