79.999667

Publicidad

Gimnasia

La gimnasta Olatz Rodríguez desvela la anorexia que le ha obligado a retirarse con 17 años

A sus 17 años, Olatz Rodríguez Cano ha dejado la gimnasia al sufrir una anorexia nerviosa restrictiva. Antena 3 Deportes ha hablado con esta valiente gimnasta: "Podía dar cinco pasos como mucho".

Olatz Rodríguez Cano, gimnasta del equipo nacional y campeona de España, ha decidido dejar la gimnasia. La razón es la "anorexia nerviosa restrictiva" que ha sufrido y aún sufre. Ella misma lo ha contado en un valiente vídeo en sus redes sociales.

"Sufro y sufrí de anorexia nerviosa restrictiva. Aún sigo con ello, aunque estoy mucho mejor. Nunca me vi gorda, nunca vomité. Yo nunca tuve ninguna de esas dos cosas que siempre se oye al hablar de la anorexia. No tenía hambre pero porque yo me lo metí en cabeza", explica Olatz Rodríguez.

Con 1.65 cm de altura, Olatz llegó a pesar menos de 40 kilos. Así lo cuenta a Antena 3 Deportes: "Llegué a pesar 37 kilos y ahí es cuando me ingresaron en el hospital. Es de las enfermedades psicológicas con más muertes que hay. No me dejaban ni andar por la habitación. Cinco pasos como mucho; me mareaba o notaba zumbidos en los oídos".

"Baja autoestima"

"Empecé a comer porque me amenazaron con poner una sonda nasogástrica esa misma tarde", desvela. Una enfermedad muy relacionada con el deporte que practicaba: "Autoexigencia, perfeccionismo y muchas veces baja autoestima".

La anorexia es un tema tabú: "Me recomendaron que no andase diciendo el problema que había tenido. Yo creo que hay más casos de lo que pensamos. Me escriben niñas y me comentan que soy la primera persona a la que se lo han dicho".

"Pensé que si adelgazaba era mejor gimnasta. Al final, creo que la sociedad impone esta serie de reglas y estereotipos. Y al final juegas con la salud de las personas. Yo acabé con una desnutrición y me acabaron ingresando en un hospital", desvela Olatz.

"No me atrevía a decírselo a mis padres, no me veía capaz"

La gimnasta leonesa formaba parte de la selección española de rítmica individual y fue finalista en 2018 en el Campeonato de Europa júnior, y pertenece desde los siete años a una de las mejores entidades en preparación de gimnastas, el Club Ritmo de León.

"No me atrevía a decírselo a mis padres, no me veía capaz. Perdí el control de lo que me pasaba", reconoce Olatz.

Publicidad