El jugador brasileño Marcelo, todavía de vacaciones, define la relación de amistad con Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid, como la de "un hermano mayor", mostrando especial alegría ante su regreso al conjunto blanco.

"Soy muy amigo de él, lo tengo como un hermano mayor. Me quedé muy feliz con su vuelta. No tanto por volver a jugar, sino por volver a tener alegría", confiesa en una entrevista concedida a Esporte Espetacular en Brasil.

Marcelo, además, se muestra dolido por su ausencia en la Copa América, sin entender todavía las razones que han llevado a su entrenador Tite a dejarle fuera de la convocatoria. "Mi ausencia es una buena pregunta. Yo también me la hago. Mientras tenga aliento siempre voy a intentar ir a la selección brasileña. Si el entrenador opta por otro jugador, no lo sé. Lo único que puedo hacer es trabajar duro para volver a vestir la camiseta de la selección. Es uno de mis objetivos", asegura.

Preguntado por Cristiano Ronaldo, Marcelo toma a broma que el portugués pueda volver al Real Madrid. "Eso es una broma muy seria", responde. "Cuando hablamos, no hablamos sobre fútbol. Tenemos muchas cosas más importantes y hablamos de nuestros hijos que también juegan", cuenta.

Marcelo no piensa en su futuro fuera del Real Madrid y a sus 31 años no se le pasa por la cabeza retirarse en Brasil: "Soy de Río de Janeiro. Nací en Botafogo y crecí jugando en Fluminense. Tengo un cariño especial por los dos equipos pero no tengo en la cabeza planes para ver si voy a terminar la carrera en Brasil".