Champions League

Courtois, crítico con la primera derrota del Madrid: "Hay muchos en el banquillo, si no se puede más, no se puede más"

El guardameta belga achacó la derrota a la falta de intensidad de su equipo a la hora de defender. Ancelotti, difiere: "Son opiniones".

Courtois encaja el segundo gol ante el Leizpig

Courtois encaja el segundo gol ante el Leizpig EFE

Publicidad

A la 17º llegó la primera derrota del Real Madrid en esta temporada. 11 partidos de Liga, 5 de Champions y 1 de Supercopa de Europa después cayó el equipo blanco en este 2022-2023.

Fue en Alemania, tierra de fantasmas del pasado para los merengues, eso sí, en uno de los pocos partidos en los que los de Ancelotti podían permitirse un pinchazo. El Leizpig salió a por todas en los primeros 20 minutos y a diferencia de otros equipos sí que castigó a un Madrid dormido, anotó 2 goles en 2 acciones a balón parado y dejó casi KO a un equipo que reaccionó pero tarde.

"Salimos dormidos, sin intensidad, no podemos hacer eso"

El guardameta del conjunto madridista, Thibaut Courtois, mostró su enfado tras la derrota: "Nos pasa lo que pasa a veces. Salimos dormidos, sin intensidad y lo pagas. El míster lo avisó y aún así ocurrió. No podemos salir así. Metemos antes del descanso pero en el segundo tiempo fallamos muchos pases", explicó.

El belga hizo hincapié en la falta de intensidad de su defensa en los primeros minutos: "Perdimos muchos duelos, eso es lo que pasó en los dos goles, fueron por falta de intensidad. Tenemos que despertarnos. Un mal día puede pasar pero no puede faltar esa intensidad. Hay muchos en el banquillo y si no se puede más, no se puede más", alegó Courtois visiblemente contrariado.

Lanzó un dardo a la defensa por no salir a tapar los centros en las ocasiones de gol (Tchouameni falló en el tercer gol): "Uno de la defensa tiene que salir a tapar, no esperar. Así no hacemos nada", concluyó.

Ancelotti: "Antes o después tenía que llegar"

Sin embargo, Carlo Ancelotti, no estaba de acuerdo con las impresiones de su portero: "Cada uno tiene su opinión", dijo el italiano. El técnico madridista aseguró no estar "enfadado" pero sí "molesto": "La clave han sido los dos primeros goles que pusieron el partido donde querían ellos. Es una derrota que no hace daño pero aprendemos de ella, antes o después tenía que pasar", sentenció.

Los blancos querrán asegurarse la primera plaza del grupo F y para eso tendrán que ganar al Celtic en el Bernabéu, puede valerles el empate o la derrota (si el Leizpig pierde o empata ante el Shaktar), pero si los alemanes ganan a los ucranianos, el Madrid tendrá que hacer lo propio con los escoseses.

Publicidad