El velocista estadounidense Chris Coleman

Publicidad

Atletismo

Chris Coleman, campeón del mundo de 100 metros lisos, suspendido por no estar disponible para un control antidopaje

El velocista estadounidense y actual campeón del mundo de los 100 metros listos, Chris Coleman, no estaba en su casa el pasado 9 de diciembre cuando los controladores acudieron a su domicilio para someterle a un control antidoping. Ya se había saltado otros dos controles en el pasado.

Christian Coleman, actual campeón de los 100 metros lisos, ha sido suspendido de forma provisional después de no estar localizable el pasado 9 de diciembre, cuando los controladores acudieron a su domicilio para someterle a un control antidopaje.

El velocista estadounidense argumenta que estaba "de compras a cinco minutos de casa" y considera que hubiera podido evitarse "con una simple llamada telefónica".

El problema para Coleman, que podría perderse los JJOO del próximo verano si se confirma la sanción, es que ya se habái ausentado de dos controles en el pasado.

En esa ocasión, la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA) acabó exculpándole y pudo competir en los Mundiales de Doha, donde logró el oro con matrca personal (9,76).

Peligran los JJOO para Coleman

Una sanción en firme podría suponer una suspensión de dos años y la ausencia de Coleman de los Juegos Olímpicos de Tokio, en julio de 2021.

En un comunicado, tras el anuncio de su suspensión provisional, que aparece hoy en la lista actualizada de sanciones de la AIU, Coleman asegura que siempre que ha sido sometido a control le han "llamado por teléfono" y no entiende por qué esta vez no fue así.

Añade que lleva seis meses recurriendo la decisión que ahora ha sido anunciada. Coleman admite que esta es su tercera falta a un control en los últimos doce meses y, aunque admite su culpa en una de las dos anteriores, considera que esta tercera obedece a "un propósito intencionado" de hacerle perderse un examen.

"Me han controlado muchas veces después, incluso durante la cuarentena. Pero, por supuesto, eso no importa. Como no importa que nunca haya consumido drogas", afirma en su comunicado.

"Sabéis que esto es incorrecto, AIU. Algo tiene que cambiar", dice Coleman.

La AIU, organismo independiente responsable de la política antidopaje en la federación mundial de atletismo (World Athletics), destaca que una suspensión provisional "en ningún caso" supone un ataque a la presunción de inocencia del atleta "y no es una sentencia previa de culpabilidad".

"Es una decisión tomada de forma cautelar para salvaguardar los intereses del deporte", apunta.

Publicidad