114.034444

Publicidad

Cultura

Los macroconciertos de la nueva normalidad por el coronavirus tendrán menos del 20% del aforo

El WiZink Center de Madrid, con 17.000 plazas, reabre sus puertas con un concierto de Loquillo sólo para 1.700 personas.

Bailar apretado en la pista, botar mientras se corea el estribillo o fundirse con la multitud cerca del escenario. Todas esas situaciones tan caracteríticas de los grandes conciertos van tener que quedarse aparcadas por ahora en la vuelta de los conciertos en la nueva normalidad tras la pandemia de coronavirus.

El WiZink Center, uno de los recintos más emblemáticos y con más aforo para conciertos de Madrid va a reabrir sus puertas el próximo 3 de julio. Será el primer gran auditorio de nuestro país que reabra sus puertas después del estado de alarma. Y todo para un concierto benéfico de Loquillo con la Fundación Banco de Alimentos.

Sólo 1.700 personas podrás acudir al concierto, en un recinto que ha llegado a acoger a 17.000 personas en algunas giras, como las de Metallica. Dicho de otra forma: sólo una de cada diez butacas del centro estarán ocupadas. A un precio de 30€ la entrada. También se podrá seguir por streming, y a un precio de 8€.

"Todos estamos haciendo un esfuerzo. Lo importante ahora mismo es que el sector de la música se active"

Manuel Saucedo, director general del WiZink Center

Los promotores y los responsables del WiZink Center saben que los primeros conciertos no van a compensar económicamente: "No van a ser rentables ni para el artista, ni para el promotor, ni tampoco para nosotros como recinto", explica Manuel Saucedo, director general del WiZink Center. "Todos estamos haciendo un esfuerzo. Lo importante ahora mismo es que el sector de la música se active", subraya.

Como en tantos otros sectores culturales como el cine o el teatro, el control del aforo, de las distancias de seguridad, la circulación del aire o el uso de las mascarillas van a ser fundamentales. "Vamos a estar por debajo del 20% de nuestro aforo, sobre el 15%", apuntan desde el WiZink Center.

"Hay muchas entradas y nos organizaremos para que el público vaya directamente a su localidad. Son todas con asiento. Cualquier movimiento dentro del recinto será obligatoriamente con mascarilla", resalta Saucedo. "Y vamos a garantizar a los grupos de convivientes que vengan, que podrán sentarse juntos, que no tengan a nadie al lado al menos tres butacas a la izquierda, a la derecha y la fila de arriba y abajo".

"La gente tiene que estar concienciada, pero será muy bonito"

DJ Nano

Además de Loquillo, uno de los primeros artistas que volverá en breve al Wizink Center es DJ Nano. Este artista ha podido aguantar sin conciertos trabajando, como casi todos, desde casa: "Tengo un estudio de producción es casa, he hecho mucha música. Y durante 50 días he hecho sesiones desde el balcón a las 20:05, después del aplauso a los sanitarios".

De esta forma, y vía online "he podido aguantar el 'mono' de público, pero no es lo mismo, ni mucho menos que los gritos y los aplausos de la gente en directo. DJ Nano actuará en el WiZink Center el 18 de julio y es consciente de que no será lo mismo que antes. "La gente tiene que estar muy concienciada, y guardar todas las medidas de seguridad. Pero estoy convencido al mismo tiempo de que será muy bonito".

Es la vuelta a cierta normalidad para el sector de la música en directo. "Está tremendamente tocado -asegura con cierta preocupación DJ Nano- Hay muchas miles de familias detrás que necesitan que esto vuelva a empezar a rodar. Estamos, por eso, deseando volver a los escenarios".

Publicidad