La pamplonesa Susana Vera gana el Pulitzer con esta fotografía de los disturbios de Hong Kong

Publicidad

Pulitzer

Susana Vera, la primera fotógrafa española que gana un premio Pulitzer: "Todavía estoy como en una nube"

Susana Vera es la primera fotógrafa española que se lleva un Premio Pulitzer, en concreto, por una imagen que tomó de las protestas en Hong Kong en 2019.

Susana Vera, fotoperiosista navarra, ha sido la primera española en ganar un Premio Pulitzer de fotografía. Lo ha conseguido por una foto que realizó durante su cobertura para la agencia Reuters de los graves disturbios en Hong Kong en 2019.

El premio ha recaído en un conjunto de 20 fotografías tomadas por 11 profesionales, entre ellos la periodista pamplonesa.

"Como en una nube"

"Todavía estoy como en una nube. No me lo creo, es una emoción tremenda", cuenta Susana Vera al programa Julia en la Onda, de Onda Cero.

"Recuerdo el momento, era mi segundo día trabajando en Hong Kong. Era mi bautismo de fuego, sucedió todo de manera muy rápida, poco a poco escalaba la tensión y, en medio de la poca visibilidad, tienes esa fracción de segundo para ver qué está pasando. Sabes que tienes poco tiempo antes de que la policía te eche atrás y, cuando se disipaba el humo, vi a ese grupo de policías y manifestantes", recuerda en la entrevista.

La fotoperiodista asegura para captar una buena imagen es necesario contar con rostros. "Como fotoperiodista necesitas rostros, es lo que hace que la gente documente esa situación. Intenté retratar esos rostros y después me echaron para atrás".

Situación del fotoperiodismo

Para Susana, el Premio Pulitzer era algo "lejano" al comenzar su carrera: "Es ese tipo de cosas que piensas y lo ves lejano o irreal, y de repente un día sucede. Hay un poco de lotería, es un trabajo de equipo; no sabes si tus imágenes van a aparecer en el reportaje y si luego lo van a premiar".

Sobre la situación del fotoperiodismo, admite que las cosas están cambiando para "equilibrar la balanza": "Poco a poco cambian, pero no lo suficientemente rápido. No se trata solo de una cuestión de género, también de raza. Una vez que te dan la oportunidad, como me la dieron a mí, tienes que demostrar tu valía".

Por una buena imagen, asegura, "no merece la pena arriesgar la vida"

Publicidad