Es mucho más que uno de los grandes personajes del cómic y los dibujos animados. Popeye nació en Estados Unidos en 1929, durante la gran depresión económica. La ciudad necesitaba héroes que la animasen y nació este marinero tuerto y forzudo.

Su primera aparición fue en viñetas y con un papel secundario, pero Popeye dio un 'puñetazo en la mesa' y enseguida se convirtió en el protagonista de la historia. "Durante muchos años él ha sido una referencia muy grande dentro del cómic norteamericano", asegura Jesús Marugán, de Akira Comics.

Su repercusión fue tan grande que el consumo del alimento que promocionaba, las espinacas, y de las verduras creció un 30 por ciento.

Ahora que Popeye se ha hecho mayor, lo han rejuvenecido para adaptarlo a los tiempos que corren: él, un ecologista, y su novia Olivia, una mujer que ya no necesita que la protejan. Lo que no cambia es el mensaje: "Come espinacas y te pondrás tan fuerte como Popeye"