Exposición en Madrid

Lita Cabellut: "Goya ha sido la Guardia Civil de la Ética"

Lita Cabellut tuvo una infancia dura, llegó a vivir en la calle pero, tras ser adoptada con 12 años, descubrió a Goya en una visita al Museo del Prado y decidió dedicarse al Arte.

Publicidad

Lita Cabellut es un torbellino. Llega a la galería Opera Gallery Madrid donde expone su nueva colección puntual, llena de energía, y con un ojo revisando cómo han quedado colocados cada cuadro y otro pendiente de atender a Antena 3 Noticias.

Su exposición 'La niña en la mirada' es una muestra llena de naturaleza, color, juventud, su particular revisión de la Fiesta de las Mayas.

"Pensé: "Lo que voy a traer es la primavera, un abrazo a la primavera, un saludo a la belleza, al color, y sobre todo a la esperanza, porque en los cuadros son todos niños y niñas muy pequeñitos. En el momento histórico que vivimos hay muchísima oscuridad, muchos negros y cuesta ver el futuro de tus hijos, de tus nietos, de tus hermanos", nos explica Cabellut, que sigue: "Esta exposición está hecha para que sea una ventana de luz, una ventana de color, que nos despierte al salir y nos haga decir: "voy a comprarme un ramo de flores, es primavera y la voy a saludar". La Fiesta de las Mayas se remonta al Antiguo Egipto y en España se celebra en localidades como Colmenar Viejo, en Madrid, y tiene a los jóvenes como grandes protagonistas".

Si dejamos a nuestros hijos cuatro horas enganchados a las pantallas tendrán una mirada diferente

Al hablar de juventud, le preguntamos por la suya. Su historia de niña criada en las calles de Barcelona es bien conocida. No tanto como la de la adolescente que con 19 años se muda a Holanda para estudiar en una prestigiosa academia de arte en Ámsterdam.

"Creo que es muy importante la educación que les das a tus hijos. Si dejas que estén cuatro horas enganchados a las pantallas tendrán una mirada diferente, una disposición de ver a su alrededor diferente que si les dices: ¡venga!, vamos al parque o al monte. Tenemos que hacer ese esfuerzo y que el niño sienta el nacimiento de la primavera. Eso le va a fortalecer y le va a desarrollar muchas cosas intuitivas. Una cosa está clara: no estamos hechos ni preparados para vivir en el cemento. Nuestros pies, nuestras manos, nuestros huesos, todavía necesitan tierra. Esta exposición invita a sacar a tus hijos fuera, deja que se embriaguen de algo tan necesario como la naturaleza. Yo lo veo con mi nieto: cuando era pequeño quería pisar una hormiga o una araña y ahora dice: 'abuela, yo creo que está atrapada, ¿la podemos salvar?'".

La educación es clave, también la elección de carrera o de profesión. Por eso le preguntamos qué le diría a los jóvenes que quieren dedicarse al mundo del Arte: "Venimos de una educación donde las cosas deben de tener consecuencias, mi hijo estudia abogacía porque va a encontrar un trabajo en un despacho, en un bufete. Soy de las que dicen "haz lo que te guste", porque cuando tus hijos hacen lo que les apasiona, de eso solo va a salir algo bueno. Sin una ilusión no podemos formar a gente que haga bien su trabajo. Así que si tu hijo quiere ser exportador de flores o de verduras y lo siente, va a ser exitoso, porque habrá sido su decisión y habrá sido su camino. Imponer para prevenir el futuro siempre ha sido muy mal consejero".

El ego en el arte es lo peor que puedes tener

Cabellut, una de las artistas españolas más cotizadas del momento, predica la humildad: "La vida me ha dado la posibilidades de caminar por diferentes paisajes y con eso me ha dado una gran capacidad de realismo. El ego en el arte es lo peor que puedes tener. El arte no permite soberbia, no permite orgullo. El orgullo son las victorias que yo tengo en mi estudio, con mi equipo, con un cuadro o una escultura que me emociona. Estas son mis grandes victorias. Creo que cuando te crees un artista potente, importante, ya estás camino a la extinción, porque allí es dónde el arte no aparece. El arte aparece en la humildad, en la sensibilidad, en el trabajo, en la disposición de entregarte completamente. Yo doy gracias a la vida que no tengo esta maleta, porque no la podría llevar, siendo como soy, me vería en el espejo y no me aguantaría".

Goya es un gran defensor de los Derechos Humanos

La artista sigue fiel al maestro que le llevó a dedicarse al arte cuando siendo adolescente descubrió sus pinturas en una visita al Museo del Prado: "No es que me guste Goya, no es que sea mi maestro, es que yo amo a Goya", explica la artista catalana.

"Y no solo como un maestro en mi trayectoria pictórica y mi trayectoria artística, lo amo por su capacidad enorme de pensar en el otro, de la ética de anularse para dejar testimonio para nosotros, para la humanidad, Para mí Goya ha sido la Guardia Civil de la Ética y un gran defensor de los Derechos Humanos".

Un Goya que será protagonista de la próxima exposición de Cabellut en octubre, en la Academia de Artes de San Fernando: "No quiero que esta muestra trate de mí, quiero que el mensaje de Goya llegue, sobre todo a los jóvenes, que se den cuenta que entonces ya éramos lo que somos ahora. Y que tenemos que cambiar el registro. Hay un mensaje en el que está el maltrato doméstico, las violaciones, los matrimonios forzados, la burla a los que no conocemos, y son diferentes a nosotros...Es durísimo".

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad