Los ancianos con vida social activa tienen una mejor microestructura cerebral clave para evitar la demencia

Publicidad

Coronavirus

¿Por qué los ancianos y personas con patologías previas son más vulnerables al coronavirus? La respuesta está en las proteínas

Un grupo de investigadores de una Universidad de Canadá explican por qué los ancianos y las personas que sufren otras afecciones de carácter crónico suelen ser más vulnerables al contagio de coronavirus.

¿Por qué los ancianos y las personas con otras enfermedades más vulnerables al coronavirus? Investigadores de la Universidad McGill en Canadá han resuelto esta pregunta. En su estudio, los expertos explican que las proteínas implicadas en el inicio de la infección por el coronavirus serían las culpables.

Estas proteínas pueden debilitar el sistema inmunitario puesto que el virus se une a las células huésped. Pero hay otro motivo más: la oxidación celular se agrava con el envejecimiento y con la existencia de otras patologías crónicas por lo que es más probable que la infección sea más frecuente y también más grave.

Clave para el futuro

En el informe publicado en Computational and Structural Biotechnology Journal, los investigadores han analizado de forma exhaustiva las secuencias de proteínas disponibles del virus y los receptores de la célula huésped en diferentes especies de animales.

Uno de los participantes y profesor de la Universidas McGill, Jaswinder Singh ha explicado que la covid-19 infecta a "humanos, gatos, perros y hurones, pero no a bovinos y cerdos". Entender por qué algunos animales se contagian con la enfermedad y otros no, sería clave de cara a los nuevos tratamientos y terapias.

¿Cómo infecta las células el coronavirus?

El estudio centra el foco en el procedimiento mediante el cuál la covid-19 entra en las células hasta contaminarlas. Los expertos advierten que "una vez dentro de una célula huésped, el virus secuestra la maquinaria metabólica de la célula para replicarse y propagarse. Los picos de proteína del virus se adhieren a un receptor de proteína en la superficie de la célula huésped llamado ACE2, fusionando las membranas alrededor de la célula y el virus". Un proceso que permite que el virus realice algo parecido a una fotocopia cuando entra en contacto con la célula para luego contagiar al resto de células sanas.

Nexo en común

Durante el proceso los investigadores comprobaron que los animales vulnerables al coronavirus tienen nexos en común. Por ejemplo animales como gatos y los perros, al igual que los seres humanos, "tienen dos aminoácidos de cisteína que forman un enlace que se mantiene unido por un entorno celular oxidante". Es ese enlace el que crea una especie de "ancla para el virus". Por tanto, a mayor oxidación celular, mayor predisposición al contagio. La inmunidad ante el coronavirus en animales como cerdos, vacas y toros se explica por la falta uno de estos aminoácidos de cisteína. Al carecer de uno de los elementos, no se puede crear el enlace disulfuro, por lo que el virus no puede fijarse a la célula sana.

Evitar el ancla

Los autores del estudio advierten que evitar la formación del ancla sería fundamental. Según, Jaswinder Singh "los antioxidantes podrían disminuir la gravedad de la covid-19 al interferir con la entrada del virus en las células huésped y su supervivencia posterior para establecer una mayor infección".

Publicidad