Publicidad

Sauber ha presentado sus armas para volver a la senda de la victoria en la F1. O, más que sus armas, su nuevo monoplaza. El Sauber C32 ha hecho su primera aparición en público con una notable mejoría de diseño de la que intentarán sacar el mejor provecho posible tanto Nico Hulkenberg como Esteban Gutiérrez.

Dos pilotos, dos nuevos pilotos, para un nuevo comienzo en Sauber. Monisha Kaltenborn, jefa de filas de la escudería, cedió la mayor parte del protagonismo a los pilotos para que descubrieran el monoplaza con el que los suizos intentarán mejorar los 126 puntos logrados en 2012.

El C32 tiene una nariz escalonada oculta desde los perfiles pero evidente cuando se observa el vehículo de frente. A diferencia del C31, el morro es más bajo mientras que la suspensión delantera es 'pushrod' y la trasera 'pullrod', con un eje completamente nuevo.

Se ha diseñado para que interactúe mejor con el flujo de aire alrededor de la parte trasera del vehículo, que también posee pontonoes mucho más delgados, tal y como informa la escudería suiza: "El C31 es un coche muy competitivo con muchos puntos fuertes. Nuestro objetivo es mejorar aún más nuestras fortalezas y eliminar los puntos débiles".

Además, han confirmado que se centrarán en mejorar los neumáticos: "Ese tema lo cuidamos muy bien durante las carreras la temporada pasada. Sin embargo, tuvimos problemas cuando se trataba de conseguir el máximo de ellos en clasificación. Vamos a hacer los ajustes necesarios".

Esteban Gutiérrez ya ve más cerca su debut en la F1 al volante de este C32, y no puede ocultar su satisfacción: "Estoy muy entusiasmado con mi primera temporada. Mi larga asociación con el equipo Sauber me ha dado la oportunidad de entender la complejidad de la F1. Pero me doy cuenta de que tengo mucho que aprender".