FERIA DE SAN FERMÍN | PARTES MÉDICOS

FERIA DE SAN FERMÍN | PARTES MÉDICOS

El banderillero Pablo Saugar, que sigue grave, sometido a nueva intervención; Gonzalo Caballero, corneado el día 8 en Pamplona, recibe el alta

El banderillero Pablo Saugar, al que un toro produjo grandes destrozos intestinales hace dos días en la plaza de Pamplona, ha tenido que ser sometido este martes a una nueva revisión quirúrgica y se mantiene en estado grave. Por su parte, el diestro Gonzalo Caballero, que fue corneado el pasado sábado ha recibido el alta del Complejo Hospitalario de Navarra.

El banderillero Pablo Saugar "Pirri"
El banderillero Pablo Saugar "Pirri" | EFE

Según informa en su blog el doctor Ángel Hidalgo, jefe del equipo médico de la enfermería de la plaza pamplonesa, durante este lunes Saugar presentó "un mayor drenaje hemático del esperado", por lo que se decidió a realizarle esta nueva intervención quirúrgica a última hora de la mañana de este martes.

El trabajo de los médicos, que ya le operaron durante más dos horas en el quirófano de la plaza de toros, ha consistido esta vez en "una hemostasia de puntos sangrantes" de la zona afectada y ha durado sesenta minutos, sin que se haya perdido por ello la estabilidad hemodinámica del paciente.

El primer toro de la corrida del pasado domingo en los Sanfermines, de la ganadería de Puerto de San Lorenzo, cogió a Saugar en el vientre y le provocó disección de la uretra, evisceración intestinal, rotura completa de la pared abdominal y múltiples perforaciones intestinales, además de otras lesiones menores.

El diestro Gonzalo Caballero, corneado el día 8 en Pamplona, recibe el alta

El diestro Gonzalo Caballero, quien resultó corneado en el coso pamplonés el pasado sábado, 8 de julio, ha recibido el alta del Complejo Hospitalario de Navarra.

"Dada la buena evolución de las lesiones y que el paciente permanece afebril se ha procedido a la retirada parcial del drenaje y ha sido dado de alta", según informa en un comunicado la enfermería de la plaza de toros de Pamplona.

Al entrar a matar al tercer toro, Caballero sufrió una herida de doce centímetros de profundidad en el glúteo izquierdo que llegó hasta el hueso ilíaco en dirección externa, y un varetazo abdominal.

EFE | Madrid
| 11/07/2017

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.