El presidente del Gobierno ha afirmado que seguirá cumpliendo el programa de reformas marcado al inicio de la Legislatura y ha subrayado que su Gobierno sigue siendo "legítimo y democrático" pese a la caída del PP en las elecciones municipales y autonómicas. En los pasillos del Congreso ha abierto la puerta a cambios: "Iremos tomando las decisiones más oportunas poco a poco".