Menchu Álvarez del Valle, la abuela de la reina Letizia, participó en una charla en la Casa de la Cultura de Ribadesella donde habló por primera vez de algunas de las intimidades de los Reyes de España.

Recuerda que cuando su nieta comenzó su relación con el entonces Príncipe de Asturias “tenía muchas ganas de contarlo”, y que cuando fue por primera vez a su casa a conocerla le planteó a su nieta que su casa no era digna de un príncipe, a lo que Letizia le contestó que “Felipe había hecho muchas milis y era un hombre de una naturalidad y una humildad que no te imaginas”.

Menchu describe al ahora Rey de España como un hombre “encantador, dulce, delicado, con mucho carácter y una gran educación”. Y asegura que está loco por sus hijas: “Es un padre presente. Los dos lo son. Las atienden, las cuidan y siempre están pendientes. Y cuando viajan, los teléfonos queman comunicándose con sus hijas”.

Aunque Menchu declara no le gusta pasar largas temporadas en el palacio de la Zarzuela: “Aquí hay chalés más elegantes y más bonitos que la casa donde viven”, declara, y añade que no se encuentra a gusto cuando está allí: “Soy una mujer muy rara y muy independiente con mi vida y mis horarios”. Eso sí, asegura que ellos van a verla “de vez en cuando, aunque nadie se entera”.