Meghan Markle y el príncipe Harry tomaron hace ya un mes la decisión de renunciar a la Corona Real Británica para iniciar una nueva vida entre Canadá e Inglaterra. Algo que ha hecho que los cimientos dela realeza inglesa se tambaleen, ya que nunca anteriormente se había llegado a este punto.

Después de la tensión que supuso entre los propios miembros de la Familia Real Inglesa, la reina Isabel II les ofreció un período de transición que se extendería hasta la primavera. De ahí que ahora les haya hecho una insólita petición.

Y es que quiere que Meghan y Harry junto al pequeño Archie asistan el próximo 9 de marzo a la abadía de Westminster para celebrar el habitual servicio de la Commonwealth, según ha revelado el diario Sunday Times.

De ser así esta sería la excusa perfecta para poder despedirse oficialmente tanto de su familia como del pueblo británico. Un día especial al que por supuesto no faltarán el príncipe Guillermo y su mujer, Kate Middleton, así como el príncipe Carlos y Camila Parker, y entonces se verá el tipo de relación que ahora hay entre ellos.

Seguro que te interesa...

El gesto del príncipe Harry hacia Meghan Markle que rompe con el protocolo británico