Esta semana el Príncipe George ha estado en el foco de la noticia. Sus primeros días de clase se han unido a la noticia de la detención de una persona que se coló en su colegio.

Louise Chantry, ciudadana británica de 40 años, ha sido identificada como la persona que dio un pequeño susto a la familia real tras conocerse que la mujer se había colado en el colegio del primogénito de los Duques de Cambridge.

El colegio Thomas’s Battersea, donde recibe clases el Príncipe George, dio la señal de alarma cuando descubrieron la intromisión de la desconocida. Tras ser identificada por la policía, el medio 'The Daily Mail' ha informado que se trata de una mujer con problemas de depresión y una fuerte admiración hacia la familia real británica. Rhona Crawford madre de la detenida ha declarado a 'The Sun': "Ella no habría hecho ningún daño a george. Ella sólo ama a la familia real y a los niños. Ha estado bajo mucho estrés. Estoy muy triste porque esto ha sucedido, es un incidente horrible".

Algunos de los vecinos de Chantry han hablado para el ' The Daily Mail' haciendo referencia a la relación que tenía la implicada con su expareja: "Louise y David solían tener terribles disputas. Ella le gritaba mucho. Todo el mundo podía oírles".