Meghan Markle ha recibido una inesperada noticia: su asistente personal ha presentado su dimisión. Melissa, que es como se llama la que ha sido hasta ahora su mano derecha, abandona el barco, y desde el Palacio de Kensington no han querido hacer más declaraciones respecto a ello, por lo que se desconoce el motivo real de su abandono.

Eso sí, han autorizado a hacerle un homenaje para agradecerle los seis meses de servicios prestados, algo muy poco usual en la Casa Real Inglesa. Desde el Daily Mail aseguran que ?Melissa es una persona muy talentosa, que jugó un papel fundamental en el éxito de la Boda Real y todo el personal de Palacio la echará de menos?.

Fue Melissa quien tuvo que lidiar con la organización del enlace real y hacer frente a la polémica del padre de la entonces novia, Thomas Markle, por vender fotos a los paparazzi, aunque finalmente se hizo oficial que no asistió tras sufrir un ataque al corazón.