"Su estado de salud no presenta ninguna preocupación. El príncipe soberano está controlado de cerca por su médico y por especialistas del Centro Hospitalario Princesa Gracia", señaló su comunicado.

El palacio monegasco añadió que Alberto II, de 62 años, "sigue trabajando desde la oficina de sus dependencias privadas" y está en contacto permanente con los miembros de su oficina, con los del gobierno y con sus colaboradores más estrechos.

El príncipe hizo un llamamiento a la población para que respete las medidas de confinamiento y limiten los contactos con otras personas al mínimo, recalcando que lo único que permitirá frenar la propagación del coronavirus es un respeto "riguroso" de esas reglas.

En el Principado se han dado hasta ahora diez casos de coronavirus, incluido el suyo, añadieron a EFE fuentes gubernamentales.

Comunicado Alberto de Mónaco | Gtres