Después de romper con Justin Bieber y enterarse de su boda sorpresa con Hailey Baldwin, parece que todo se le vino encima a Selena Gomez y la cantante decidió ingresar en una clínica para tratar sus problemas de ansiedad y depresión.

Tras unas semanas de ingreso, Selena reapareció aunque de momento se ha mantenido lo más alejada posible de los focos y de las redes sociales.

Ahora la cantante intenta llevar una vida tranquila rodeada del cariño de sus familiares y amigos. En estos últimos días, Selena ha disfrutado de unos días en el campo en las montañas de California junto a varias amigas. Una divertida escapada en la que vemos a una Selena feliz y muy recuperada tal y como muestra esta imagen que su amiga Raquelle Stevens ha publicado en su cuenta de Instagram.