Rihanna está viviendo un momento muy complicado. La cantante se ha visto obligada a demandar a su padre por supuesto fraude y falsa propaganda.

Según los documentos que ha presentado este martes en la corte federal en Los Ángeles (California), documentos a los que ha tenido acceso el portal The Blast, el padre de Rihanna, Ronald Fenty, creó una empresa, Fenty Entertainment, en 2017 con la que firmaba negocios en nombre de la artista sin que Rihanna tuviera constancia de ello.

Entre los negocios que había cerrado con su empresa, el padre de RiRi había concretado una gira de conciertos por Latinoamérica por el que se desembolsaría unos 13 millones de euros.

Una estafa que no hace más que empeorar la difícil relación que mantienen Rihanna y su padre desde hace años.