Cuando Mel B decidió sincerarse y confesar uno de sus secretos más íntimos, que había tenido un escarceo amoroso con su compañera y amiga de las Spice Girls, Geri Halliwell, ya aventuró que la revelación no le iba sentar muy bien a la 'Ginger Spice'.

"Ella va a odiarme por esto, porque ella es muy elegante, tiene su casa de campo y a su marido, pero es un hecho. No fue algo serio, solo fue algo que sucedió. Nos reímos y ya, eso fue todo", afirmaba en el espacio 'Life Stories', y estaba en lo cierto.

Geri lo ha negado absolutamente todo, además de asegurar que se encuentra ''muy decepcionada''. Ha sido mediante un comunicado en el que también reconoce que ''estos rumores han sido muy hirientes para su familia''.