Demi Lovato ha sido ingresada desde este martes en un hospital de Los Ángeles por una presunta sobredosis de heroína.

Después de que se supiera la razón por la que llegó hasta estos extremos, la página TMZ ha revelado la llamada de emergencia que hizo uno de los asistentes de la artista para pedir una ambulancia sin que los vecinos se enterasen: "Espera, sirenas no, por favor".

Al parecer, el operador de servicios de emergencias no pudo evitar que las sirenas sonaran para no llamar la atención. "No, no, esto es una emergencia médica. No tengo el control sobre eso... Definitivamente, esto es una emergencia médica y necesitamos llegar lo más rápido posible", le explicaba el operador al asistente.

Ahora la cantante de 'Sober' se encuentra fuera de peligro, está despierta y junto a su familia. Ha recibido la visita de su ex novio, Wilmer Valderrama, y las palabras de apoyo de muchos de sus compañeros.