La noticia de que Anna Kournikova y Enrique Iglesias se convirtiesen en padres fue una gran sorpresa, pero resulta que la pareja ha estado constantemente enviándonos pistas y no nos hemos percatado. No solo la extenista y modelo ha subido discretamente fotos a su Instagram, sino que incluso la pareja ha estado remodelando su casa de Miami para la ocasión.

Parece que el cantante y Anna comenzaron a cambiar su mansión este verano para que la casa fuese apropiada para la seguridad de sus pequeños. Una reforma que le va a costar a la pareja 600.000 mil dólares, todo con el objetivo de que sus bebés residan en una vivienda perfecta.

Para ello, Enrique y Anna se han encargado de construir un enorme muro alrededor de su casa para que haya mayor privacidad y sus hijos estén alejados del foco público.